dilluns, 24 de novembre de 2008

L'ESPAI DELS ALUMNES

Article fet per la Carolina, sobre el "David"

El David es una obra realizada por Miguel Ángel Buonarroti entre 1501 y 1504 por encargo de la Cooperativa de Mercaderes de la lana de Florencia.
El David se nos muestra con una expresión desafiante en el rostro, a la espera de divisar a Goliat, dirigiendo la vista hacia un punto determinado. Miguel Ángel logró una gran perfección anátomica, vigor, vitalidad y belleza fusionando la armonía y la belleza clásica con la expresión, el significado y el sentimiento. Para ello sobredimensiona la cabeza, la gira un poco (evita la frontalidad) y da una mirada expectante y segura, concentra el vigor en la robustez de su mano también sobredimensionada (abultada; el gigantismo es típico de Miguel Ángel), presentado el cuerpo una disposición en zig-zag. La obra ha pasado a la posteridad como patrón estético de anatomía y canon de belleza.
David es un personaje bíblico-histórico; era pastor del rebaño de su padre y tras vencer al filisteo Goliat fue proclamado rey del pueblo de Israel
Se podría decir que el Renacimiento es la plasmación a través de la belleza y la explosión de colores, de los modelos clásicos de acuerdo con la nueva mentalidad del hombre moderno y cristiano que ya no necesita una interpretación eclesiástica de la realidad, el pensamiento y la conciencia. Se consagra al hombre y la naturaleza (sobre todo en la pintura) combinándolos de forma real y dando volumen (buena anatomía a los cuerpos humanos).
Es la escultura que lanza a Miguel Ángel a la fama teniendo él apenas 24 años.
Se trata de una pieza de 409 cm de altura, tallada en
mármol de Carrara.
Los especialistas consideran que esta escultura es perfecta en el sentido de las proporciones ideales del hombre, pues la cabeza representa un octavo del resto del cuerpo y el conjunto de la escultura mantiene el equilibrio total.
La figura está en tensión. El equilibrio queda roto con un ligero
contrapposto: la pierna izquierda se adelanta a la derecha, el brazo izquierdo se eleva y se curva hasta que la mano casi toca el hombro, mientras que el brazo derecho se deja caer hasta que la mano toca el muslo, el torso se curva sutilmente, la cabeza mira hacia su izquierda, manteniendo los ojos fijos en su objetivo, con el ceño fruncido. El rostro evidencia esta tensión contenida, además, con una mueca de odio y las aletas de la nariz bastante abiertas. El movimiento es contenido, centrípeto con líneas de fuerza que vuelven al bloque. Contrasta la rugosidad de las zonas con pelo, con la piel de piedra pulida y brillante. No es una anatomía perfecta, que siga un canon determinado o que responda a la proporcionalidad de todos sus miembros. El artista renuncia a esta armonía en pro de la expresividad: las manos son excesivamente grandes pero es innegable la sensación de fuerza que nos transmite la mano derecha, donde quedan tan marcados tendones y venas.
MOLTES, MOLTES i MOLTES GRÀCIES, Carolina per la teva aportació.



Quin experiment dels que hem fet fins ara t'ha agradat més?

Quin experiment t'ha agradat més?